Empieza el segundo año de la Facultade Ágora con un obradoiro en A Estrada

La ‘Facultad Ágora’ de la Diputación comenzó hoy una nueva etapa de formación sobre el espacio público para que a los ayuntamientos de la provincia “no les tiemblen las piernas ante la decisión de restringir los coches”. Para eso se celebró este jueves, de la mano de la Red de Ciudades que Caminan y el geógrafo Marius Navazo, el primero ‘Obradoiro Ágora’ a lo que asistieron representantes políticos y técnicos de muy diferentes puntos de Pontevedra que abordaron de manera práctica cómo mejorar el diseño urbano.

Según subrayó el diputado de Mobilidade e Espazos Públicos Uxío Benítez, la Deputación pretende “revolucionar el espacio público de la provincia ampliándolo para las personas”. Para eso puso en marcha a Facultad Ágora, que el año pasado fue fundamentalmente teórica y multidisciplinar, y que en este ejercicio pretende bajar a la práctica y resolver problemas cotidianos. “La teoría la hay que aplicar. Todo el mundo está de acuerdo con la filosofía de recuperar el espacio público para las personas, pero en la práctica y a la hora de tomar decisiones concretas, tiemblan las piernas ante restringir los coches”, insistió.

El diputado destacó que la Diputación quiere poner sobre la mesa que hay más ayuntamientos además de Pontevedra, reconocida internacionalmente por su “potente modelo”, que están trabajando en una buena dirección transformando sus núcleos. Así, los ‘Obradoiros Ágora’ se celebrarán en diferentes localidades. La primera sesión fue en A Estrada, donde se analizaron las últimas actuaciones de humanización y se debatieron cuáles deberían ser las mejores fórmulas para que el espacio público sea de la máxima calidad.

La jornada se desarrolló con una metodología innovadora. Inicialmente el grupo participante –sin conocimiento previo de la localidad- realizó una ‘deriva de observación’ por el centro de la villa, tirando fotografías de obras, de diseños urbanos o de elementos que habían llamado su atención, tanto desde el punto de vista positivo cómo negativo.

Después llegó el momento en el que el alcalde José López Campos y el técnico local Daniel Orrea explicaron las obras realizadas -entre otras la que está recuperando más de 2.800 metros cuadrados para las personas en la Plaza da Feira con fondos europeos y provinciales-, para finalmente finalizar la mañana analizando los elementos constructivos y debatiendo sobre las imágenes tomadas la primera hora. Ya por la tarde el programa incluía una visita comentada a las obras del lugar.

El caso de A Estrada: retorno muy positivo y muy rápido

El diputado Uxío Benítez destacó que el primero ‘Obradoiro Ágora’ se celebró en A Estrada por considerar que el ayuntamiento es uno de los ‘buques insignia’ del ‘Modelo Ágora’ por su filosofía y decisión de apostar por transformar y de recuperar espacios para las personas. El alcalde, por su parte, reconoció que la creación de la Red Ágora de Ayuntamientos polo Espazo Público de la Deputación fue un “acierto absoluto” porque “las villas necesitaban orientación en un camino que no es sencillo, y el ‘think tank’ es importante tenerlo. Tenemos que ver dónde funcionan los modelos y no cometer los mismos errores que otros antes”.

López Campos indicó que la intención del gobierno local es ser “una pata más del proyecto de desarrollo urbano de Galicia”, destacando que hay un criterio político claro por recuperar la villa para las personas y también una planificación estratégica que se une a la interacción con la ciudadanía.

El regidor aseguró que el ánimo más importante para peatonalizar buena parte del núcleo urbano llegó gracias a la pandemia, que dio la oportunidad de cerrar calles al tráfico y de sensibilizar a la ciudadanía de la necesidad de tener espacio público de calidad. “Cuando pasó lo más grave de la COVID no se abrieron esas calles. Teníamos las cosas claras y aguantamos la presión de quienes lo pedían. El comercio nos dio un voto de confianza y creemos que el retorno fue más favorable e inmediato del que contábamos”, destacó, añadiendo que “lo difícil de recuperar espacio público es dar el primer paso. Estamos inmersos en un viaje interesante que nos lleva a ser las ciudades del futuro”.

Metodología innovadora: deriva de observación

Entre los aspectos prácticos que se debatieron en la sesión, con el debate con las fotos de la ‘deriva de observación’, se abordó la necesidad de diseñar correctamente las plataformas únicas para no marcar itinerarios diferenciados para las y los peatones y los vehículos.

El geógrafo Marius Navazo destacó la necesidad de escapar de los diseños convencionales que, a pesar de poner toda la calle a nivel, mantienen el espacio central para los coches permitiendo así que se mantenga la jerarquía que coloca los vehículos como el más importante usuario del lugar. “No hay que hacer un ‘pasillo’ con los elementos del mobiliario urbano a los lados, tenemos que jugar con los pavimentos y no marcar un itinerario recto. Tenemos que hacer que a los coches no les quede claro su espacio de circulación, que lo busquen, porque así se fomenta la convivencia”, subrayó.

El técnico de A Estrada Daniel Orrea apuntó por su parte que en algunas calles de la villa se acaba de implantar la plataforma única y restringir el tráfico, estando el proceso de peatonalización todavía abierto. Destacó que una vez completada la zona de aglomerado para igualarla en altura con las aceras es preciso ahora modificar la disposición del mobiliario urbano, la iluminación y también la situación de los contenedores de residuos. De esa manera, subrayaron todas y todos los especialistas en el debate, quedará claro que el diseño de la calle se hizo para que las personas sean las protagonistas y no para los coches.

También se trató la necesidad o no de instalar bolardos para evitar los usos abusivos de los espacios por parte de los coches. La idea general fue que es mejor evitarlos, sin embargo se reconoció que en muchas ocasiones hay soluciones que no salen adelante si no se instalan. “Los bolardos desaparecen de los formatos que queremos de nuestras villas. Antes los coches estaban siempre encima de las aceras. Eran otros tiempos...Ahora solo deberían valer para fines concretos”, subrayaron.

Asistieron al obradoiro de A Estrada representantes políticos y técnicos de ayuntamientos de Tomiño, A Cañiza, Tui, Pontecesures, Cerdedo-Cotobade, Vilagarcía de Arousa, Vilaboa, entre otros, así como personal provincial responsable de la redacción de proyectos de reforma urbana, e integrantes de consultoras que trabajan para las administraciones públicas, siendo la asistencia restringida por su tipología práctica. Los siguientes ‘Obradoiros Ágora’ se celebrarán en Tomiño, Ponteareas y Vilagarcía de Arousa.

Outros artigos de última hora